Se produjo un error en este gadget.

viernes, 25 de mayo de 2007

Rescatan calle por donde Francisco Pizarro entró a Cusco

Las autoridades cusqueñas han decidido rescatar del olvido la histórica calle por la que el conquistador español Francisco Pizarro entró a la mítica ciudad de Cusco el 15 de noviembre de 1533.

Conocida como la "Capital Arqueológica de América", Cusco es la ciudad más visitada del país al ser la antesala del santuario inca de Machu Picchu, a la que acceden diariamente entre 2.000 y 3.000 turistas.

Situada entre los regazos de verdes montañas, la antigua capital del imperio inca fascina a visitantes nacionales y extranjeros por el esplendor de sus edificios y su elegante Plaza de Armas.

Pero el cuidado de sus principales vías y plazas se contrapone con el olvido que en los últimos años han padecido otras zonas, como la calle Conquista, cuyo nombre es una clara alusión al español Francisco Pizarro, quien hace casi 500 años entró a la ciudad por esta vía.

Según confirmó a Efe el antropólogo del Instituto Nacional de Cultura (INC), Omar Bonet, la calle, que formaba parte del Qhapac Ñam (Camino Inca), presenta actualmente "un estado lamentable" ya que "acoge gran cantidad de maleza y desechos sólidos".

Para evitar que se deteriore aún más, la oficina de implementación del Centro Histórico de Cuzco (COPLAN) y el INC acaban de poner en marcha un proyecto para recuperarla.

"El rescate de esta calle es de gran importancia porque alberga muros incas" y, además, supondrá "reafirmar parte de la identidad de Cuzco", según Bonet.

Los primeros pasos se han dirigido a limpiar la zona, para lo cual se ha contado con la ayuda de universitarios y vecinos de la ciudad.

Tras el proceso de recuperación, que ha empezado este mes y durará hasta finales de año, la calle pasará a formar parte del recorrido turístico de la ciudad.

La historiadora peruana María Rostorowski manifestó a Efe que cuando Pizarro, nacido en la localidad extremeña de Trujillo (oeste de España) en 1478 y quien murió en Lima en 1541, entró junto a sus hombres a Cuzco quedó asombrado "ante la ciudad y tanta riqueza de oro".

Según la veterana investigadora peruana, los españoles no salieron de su asombro por "la planificación del imperio y la construcción de sus puentes maravillosos".

Lo más llamativo de la ciudad de Cuzco, ubicada a 2.800 metros sobre el nivel del mar en los Andes sur-peruanos, es que sobre sus restos incas los colonizadores españoles levantaron otras edificaciones creando una simbiosis arquitectónica única en el mundo.

Destino ineludible de cualquier turista que visita Perú, el "ombligo del mundo", traducción del quechua que significa Cuzco y nombre con la que los incas bautizaron a la urbe, reúne gran cantidad de atractivos turísticos.

Entre ellos destacan el legendario barrio artesano de San Blas, sus innumerables casonas coloniales, un sinfín de iglesias, entre ellas la de la Compañía de Jesús y La Merced, que han superado con excelencia el paso del tiempo, sin olvidar el Templo del Sol o Coricancha.

Es cuna de una de las más exquisitas gastronomía y donde se ha originado la denominada cocina "novoandina", además alberga numerosos tesoros arqueológicos y reúne en sus alrededores importantes vestigios incas, como Sacsayhuamán.

Asimismo es el punto desde donde parte el tren que lleva a Machu Picchu, la ciudadela inca ubicada en un parque natural de 32.000 hectáreas que en 1981 recibió el título de Patrimonio Histórico y Natural de la Humanidad que otorga la UNESCO.

Actualmente, este santuario inca opta a convertirse en una de las "Siete Nuevas Maravillas del Mundo" gracias a la campaña promovida en internet por el suizo Bernard Weber.

Fuente: EFE

articulo publicado en PERU21.COM

No hay comentarios.: