Se produjo un error en este gadget.

lunes, 23 de abril de 2007

La historia debajo del sillar


Especial DIARIO EL COMERCIO 22/ABRIL/20074 LA CASA DE LA MONEDA
Hasta hace solo unos días, los arequipeños no tenían ningún vestigio de la presencia inca o preínca en su valle. Hasta que lo encontraron

Por Carlos Zanabria

Se creía que los españoles fueron los primeros hombres que construyeron en el valle del río Chili, pues no se habían encontrado otros restos en la zona; sin embargo, los vestigios hallados en la Casa de la Moneda confirman que debajo de las construcciones coloniales y republicanas del Centro Histórico de Arequipa están los restos de edificaciones construidas primero por los churajones y después por los incas.

La información fue proporcionada por los arqueólogos Marko López, encargado de la dirección del Instituto Nacional de Cultura, y Pablo de la Vera Cruz, responsable de las excavaciones en la antigua vivienda, que será convertida en un hotel de tres estrellas.

Lo que comenzó como una buena noticia: la cadena de hoteles Casa Andina Private Collection invertiría 5 millones de dólares en reconstruir y poner en valor la antigua Casa de la Moneda de Arequipa, terminó por convertirse en el descubrimiento más importante de los últimos años.

En la huerta de la Casa de la Moneda, una antigua edificación de 1794 se encontró restos de acequias, muros de piedra construidos por los churajones, también de otros edificados por los incas, además de vasijas de barro y otros elementos de alfarería muy elaborados que habrían sido traídos del Cusco, los cuales proceden de la denominada cerámica imperial. Las vasijas y platos encontrados están decorados con diversos motivos. También existen elementos pintados con colores rojo y negro.

Aunque los estudios aun no están concluidos, el primer informe de Pablo de la Vera es concluyente: Debajo del damero construido por los conquistadores se encuentran edificaciones de piedra hechas por los primeros arequipeños, además de vasijas, huesos y otros elementos que permitirán conocer en el futuro quiénes, cómo y desde cuándo ocuparon el valle del Chili en una ciudad relativamente grande.

MIL AÑOS DE HISTORIA
Una vez que esté concluido el proceso de restauración de la Casa de la Moneda está resumirá casi mil años de la historia arequipeña, por eso los empresarios que construirán allí un moderno hotel de tres estrellas están empeñados en conservar todos los restos arqueológicos que se encuentren.

La casona de sillar que los arequipeños denominan la Casa de la Moneda fue construida en el año 1794 por el arquitecto español Agustín Velarde con una tecnología producto del aprendizaje de casi 200 años desde que se fundó la ciudad que fue destruida varias veces por los terremotos.

Las paredes son extremadamente gruesas, la base es más ancha que la parte superior y, aunque la solidez le quita algo de atractivo, le permitió conservarse intacta 213 años, pues, según refieren los restauradores, la casa, no tiene daño estructural pese a haber soportado por lo menos siete terremotos.

La Casa de la Moneda recibe ese nombre porque en ella fueron acuñadas monedas entre los años 1837 y 1841 cuando, después de una de las tantas revoluciones que levantó a los arequipeños contra Lima, los dirigentes de la ciudad decidieron dejar la moneda peruana y usar una propia.

Pese a que las excavaciones en la huerta de la casa continuarán hasta que los arqueólogos estimen necesario, se espera que la restauración de la casona y la construcción del edificio de cuatro pisos en la parte posterior estén concluidos antes de agosto, pues el hotel debe entrar en funcionamiento en setiembre próximo, con ocasión de la convención minera.

Pese a la valiosa historia que guarda detrás de sus gruesos muros, la Casa de la Moneda estuvo abandonada por casi tres décadas, pero ahora ha vuelto a tomar su lugar de privilegio dentro de la Ciudad Blanca, que tiene pasado inca y churajón.

MÁS DATOS
4 La documentación existente de la Casa de la Moneda se remonta al 16 de setiembre de 1752 cuando su primer propietario, Joseph Gonzales de la Fuente y Pacheco, la entregó como donación a doña Paula Poma Sotto y su hija Josepha Sánchez.

4 El 16 de abril de 1958, la Casa de la Moneda de Arequipa fue declarada monumento histórico y se ordenó su conservación e intangibilidad.

No hay comentarios.: