Se produjo un error en este gadget.

jueves, 28 de agosto de 2008

Pedro Guibovich, historiador de la Universidad Católica, denuncia plagio de antropólogo Luis Millones

ARTICULO PUBLICADO EN CORREOPERU.COM.PE

turales  


Acusaciones en la academia

El historiador Pedro Guibovich publicó en 1990 una transcripción paleográfica de los informes del siglo XVI del clérigo Cristóbal de Albornoz, famoso extirpador de idolatrías, en el libro El retorno de las huacas. Estudios y documentos del siglo XVI. Sin embargo, el antropólogo Luis Millones, en su reciente trabajo Taki Onqoy: De la enfermedad del canto a la epidemia, publicado en Chile, incluye la transcripción de Guibovich sin los créditos correspondientes.

Manuel Eráusquin
merausquin@epensa.com.pe

Correo: ¿Cuáles son los argumentos que esgrime para decir que Luis Millones lo ha plagiado?
Pedro Guibovich: Básicamente por 2 razones. En primer lugar, porque ha publicado un texto mío sin mi autorización. Él ha sacado un libro llamado Taki Onqoy: De la enfermedad del canto a la epidemia, publicado en Chile. Ahí ha reproducido mi transcripción paleográfica de un conjunto de documentos, que son las informaciones de servicios de Cristóbal de Albornoz, clérigo que llegó al Perú a mediados del siglo XVI y se hizo célebre al participar en las campañas de extirpación de idolatrías, campañas de represión de los cultos nativos. En consecuencia, en el año 1990 yo publiqué esas informaciones en el libro El retorno de las huacas. Estudios y documentos del siglo XVI, auspiciado por el Instituto de Estudios Peruanos y la Sociedad Peruana de Psicoanálisis. En ese libro, Millones es el compilador, pero yo soy el autor del trabajo intelectual. Y él ha publicado en Chile mi transcripción sin mi autorización y sin darme los créditos. Tan sólo dice que yo ordené los documentos. Eso es faltar a la verdad, eso es engañar. Esto es un plagio porque es una apropiación del trabajo intelectual.

C: Acá hay que entender que una cosa es ordenar los documentos y otra es realizar una transcripción paleográfica.

PG: Claro, pues es un trabajo que consiste en leer documentos del siglo XVI, entender la grafía, transcribir el documento y sobre todo puntuarlo, que es un trabajo que toma mucho tiempo. Porque puntuar significa interpretar. Sin embargo, no sólo ha reproducido mi transcripción paleográfica, sino que además ha reproducido los índices onomástico y toponímico de los documentos. Entonces, a él no le costaba nada hacer la consulta para ver si se podía volver a publicar. Porque lo lógico, lo ético, es dar los créditos académicos, pero él los calla. Engaña al público diciendo que yo solamente me he encargado de ordenar los documentos, cuando en verdad yo he realizado todo el trabajo de edición de los documentos.

C: El libro de Luis Millones ha sido presentado en la última Feria Internacional del Libro de Lima...
PG: Desafortunadamente fue presentado en la Feria del Libro. Incluso vino el director de la colección, que es un historiador chileno, Rafael Sagredo, al cual le envié una carta denunciando el plagio y solicitando el retiro de la edición por las razones que ya he explicado. Y Sagredo me respondió diciendo que yo debería mostrarme complacido de que el texto haya salido en Chile y que también debería estar complacido porque Millones me cita 3 veces. Una cosa es citarlo a uno bibliográficamente, en nota a pie de página, y otra cosa es darle a uno los méritos académicos que le corresponden. La referencia bibliográfica no es reconocimiento del trabajo intelectual.

C: ¿Qué acciones va a tomar?
PG: En estos momentos estoy consultando con un abogado, que ha trabajado varios años en Indecopi, para ver qué acciones legales tomar. Por lo pronto, los chilenos no van a retirar la edición. En todo caso, con este asunto, que me ha puesto en una situación incómoda, he recibido el apoyo de todos mis colegas, a quienes les hice circular la carta que le envié a Sagredo; colegas de Lima y otros que están en Europa y Estados Unidos. Muchos están dispuestos a firmar una carta si es necesario. En consecuencia, es una situación que considero grave. Es una falta de ética, es una falta contra la honestidad intelectual.

El silencio de Millones
Correo se comunicó hasta en 2 oportunidades con el antropólogo Luis Millones para que respondiera a esta acusación. El investigador ha optado por el camino del silencio.
 

2 comentarios:

marcayuq dijo...

Es escandaloso lo que ha hecho Millones. Deberíarectificarse publicamente.

Cesar dijo...

Me solidarizo con Pedro Guibovich.