Se produjo un error en este gadget.

miércoles, 28 de febrero de 2007

HUACAS EN LIMA EN ESTADO DE ABANDONO

ARTICULO PUBLICADO EN EL DIARIO EL COMERCIO DE PERÚ.

HUACAS EN ABANDONO. En lima existen 250 huacas identificadas por el INC. Con apoyo del sector privado, se espera poner en valor las de Mateo Salado, Huantille, Santa Catalina y Puruchuco

Por Iván Herrera Orsi

En la huaca Mateo Salado se cultiva rosas, se juega fulbito y se repara automóviles al paso. El cerco instalado allí con el apoyo del Patronato de la Huaca Pucllana --un centro arqueológico de Miraflores que mata de envidia a cualquier resto prehispánico en la ciudad-- no cierra todo el perímetro; y Mateo Salado sigue siendo un recuerdo invadido y un esfuerzo pendiente.

Este complejo, que corresponde a las culturas Lima e Ichma y cubre 14 hectáreas en el límite entre Breña, Pueblo Libre y el Cercado de Lima, es uno de los cuatro sitios arqueológicos en los que el Estado ha previsto invertir, como parte de un proyecto orientado a impulsar el turismo en la capital. Los otros son las huacas Santa Catalina, en La Victoria, Huantille, en Magdalena, y Puruchuco, en Ate.

El martes, el presidente de la República, Alan García, señaló que se trataba de promover que los propios peruanos visiten los templos y los tambos preíncas que existen en Lima, a fin de hacer de la ciudad un centro de peregrinación cultural y de turismo. En palabras de la directora del Instituto Nacional de Cultura (INC), Cecilia Bákula, la idea es que el limeño se entere de que "no es un horror vivir al lado de una huaca".

APORTES PRIVADOS
En tanto, hay camionadas de escombros por sacar. El INC ha identificado a la fecha 250 restos arqueológicos en Lima y, según resume Iván Ghezzi, director nacional de Arqueología de dicha institución, en ellos el "descuido es generalizado".

El lunes, los funcionarios del INC se reunirán de nuevo con el presidente para presentar su propuesta. Para no quemarle la película, Bákula evitó adelantar detalles sobre el volumen de la inversión requerida. Lo que sí dijo es que, en el caso de Mateo Salado, el proyecto contempla reubicar a los actuales ocupantes del terreno, terminar de cercarlo, iluminarlo, excavar las ruinas y, en función de los hallazgos, restaurar algunos sectores.

La directora del INC habla con insistencia de recurrir al aporte del sector privado y piensa en un modelo de concesión como el que ha permitido a la huaca Pucllana, de Miraflores, convertirse en un foco de actividades culturales y atraer un suculento número de visitantes y de ingresos.

INTERÉS MUNICIPAL
Los otros socios a los que apunta el INC son los gobiernos locales. Bákula se siente optimista porque recientemente ha atendido llamadas de distintos alcaldes interesados en sacar del olvido el patrimonio de sus distritos. La semana pasada su equipo se reunió con Juan Dupuy, de Ate, donde hay 18 sitios arqueológicos, sin contar Puruchuco, antiguo monumento que espera la ampliación de su museo de sitio. Pero donde se ha llegado a algo más concreto es en Magdalena del Mar. Según explicó María Luisa Pardo, gerenta de Desarrollo Social y Económico de dicha municipalidad, el concejo ha aprobado destinar 200 mil soles, en los próximos seis meses, para excavar y poner en valor la huaca Huantille. Allí, hablar de ruinas era redundar: la huaca, que ha perdido terreno desde 1936, acabó invadida por 60 familias y servía, además, de refugio de drogadictos. El año pasado fue desocupada y hoy espera, a puerta cerrada, que la inversión termine de cambiarle el rostro.

Más información:

4 Del consultor: El papel de la empresa privada

No hay comentarios.: